Install this theme
diegohuerta:

Don Alberto
Ya era momento de regresar, el reloj me daba el tiempo justo para que la noche no se comiera la carretera, y justo en ese momento, cuando mi pie pisaba el acelerador, a mi costado derecho una brecha se abría paso a través de la franja de cerros que adornan el paisaje del altiplano - Una última - pensé yo, y dicho eso metí freno y el volante giró bruscamente hacia la derecha. El camino era de tierra la cuál formaba cúmulos detrás de mi al paso de la camioneta, no pasó mucho tiempo cuando lo vi, a su paso.
- ¡Buen día!, ¡a usted lo estaba buscando! - - ¿A mi?, Pues ya me encontró oiga, ¿Pa que soy bueno? -, - Estoy buscando pastores - le contesté - ¿Pastores de personas o pastores de cabras? -, - Pastores de cabras -, - A pues en ese caso si soy al que busca - Después de un saludo cordial la plática se extendió algunos minutos…algunas horas.
Don Alberto ha sido pastor desde que Dios lo echó al mundo, según sus propias palabras, vive en una zona donde ni el agua los visita, hay que salir a buscarla, hay que abrazarla y no dejarla ir las pocas veces que llueve, pero ni aún así es suficiente, en la ciudad es muy común escuchar - Es que la gente de campo vive mejor que uno, no tienen preocupaciones, son mas felices -, Tal vez deberíamos de pensar muy bien en nuestras palabras la próxima vez que digamos eso, vivir a base de tortillas es una cosa, pero vivir sin agua, tus días empiezan a estar contados. Si a eso le agregamos la gente que toma ventaja de la situación de esos pastores, ofreciéndoles si bien les va 100 pesos (poco menos de 8 dólares) por cabra y si de plano están muy desesperados por un kilo de frijol les dan 50 pesos ( 4 dólares ) - No nos queda de otra mas que aceptarlo, un kilo de frijol nos cuesta 25 pesos, al menos comemos un par de días -
Don Alberto es uno de muchos pastores que viven día a día esta situación, en la ciudad de Monterrey, donde el cabrito es parte de los platillos tradicionales, el platillo en un restaurante te cuesta 100 pesos, de un cabrito salen 8 órdenes…no se necesita ser un doctor en economía para saber que es lo que pasa.
twitter @diegohuerta

diegohuerta:

Don Alberto

Ya era momento de regresar, el reloj me daba el tiempo justo para que la noche no se comiera la carretera, y justo en ese momento, cuando mi pie pisaba el acelerador, a mi costado derecho una brecha se abría paso a través de la franja de cerros que adornan el paisaje del altiplano - Una última - pensé yo, y dicho eso metí freno y el volante giró bruscamente hacia la derecha. El camino era de tierra la cuál formaba cúmulos detrás de mi al paso de la camioneta, no pasó mucho tiempo cuando lo vi, a su paso.

- ¡Buen día!, ¡a usted lo estaba buscando! - - ¿A mi?, Pues ya me encontró oiga, ¿Pa que soy bueno? -, - Estoy buscando pastores - le contesté - ¿Pastores de personas o pastores de cabras? -, - Pastores de cabras -, - A pues en ese caso si soy al que busca - Después de un saludo cordial la plática se extendió algunos minutos…algunas horas.

Don Alberto ha sido pastor desde que Dios lo echó al mundo, según sus propias palabras, vive en una zona donde ni el agua los visita, hay que salir a buscarla, hay que abrazarla y no dejarla ir las pocas veces que llueve, pero ni aún así es suficiente, en la ciudad es muy común escuchar - Es que la gente de campo vive mejor que uno, no tienen preocupaciones, son mas felices -, Tal vez deberíamos de pensar muy bien en nuestras palabras la próxima vez que digamos eso, vivir a base de tortillas es una cosa, pero vivir sin agua, tus días empiezan a estar contados. Si a eso le agregamos la gente que toma ventaja de la situación de esos pastores, ofreciéndoles si bien les va 100 pesos (poco menos de 8 dólares) por cabra y si de plano están muy desesperados por un kilo de frijol les dan 50 pesos ( 4 dólares ) - No nos queda de otra mas que aceptarlo, un kilo de frijol nos cuesta 25 pesos, al menos comemos un par de días -

Don Alberto es uno de muchos pastores que viven día a día esta situación, en la ciudad de Monterrey, donde el cabrito es parte de los platillos tradicionales, el platillo en un restaurante te cuesta 100 pesos, de un cabrito salen 8 órdenes…no se necesita ser un doctor en economía para saber que es lo que pasa.

twitter @diegohuerta

 
  1. happy-hummingbird reblogged this from diegohuerta
  2. lenxo reblogged this from diegohuerta
  3. diegohuerta posted this